Flan de calabaza

El flan de calabaza, gracias a su ingrediente base, lo hace más accesible y fácil de hacer. La textura de este flan es similar a la de cualquier flan y su sabor es muy dulce y especial.

Repostería
1 hora
Al horno
8 Porciones

Este flan tiene sus raíces en la rica tradición culinaria de la región, fusionando la dulzura de la calabaza con la técnica clásica de hacer flan. El flan de calabaza representa la fusión perfecta de los ingredientes locales y la cultura de una región para adaptar un clásico global.

Ingredientes

1 lata de Leche condensada

1 lata de Leche evaporada

4 Huevos

1 ½ taza de Calabaza

1 taza de Azúcar

½ Limón

Preparación

Paso 1 : En una olla, se colocan las calabazas peladas y cortadas en trozos grandes y se hierven hasta que estén blandas.

Paso 2 : Luego se retiran del fuego, se escurren y se introducen en una licuadora para licuar hasta obtener una crema.

Paso 3 : En un recipiente, se agregan los huevos y se baten junto con la leche condensada y evaporada, sin dejar de batir hasta que los ingredientes estén bien integrados.

Paso 4 : En una olla, se coloca agua, azúcar y el jugo de medio limón.

Paso 5 : Se calienta hasta que el azúcar se derrita y tome un color marrón oscuro.

Paso 6 : Luego se agrega el caramelo en un molde para pudín, distribuyéndolo por todo el molde.

Paso 7 : Después, se vierte la preparación en el molde y se coloca en un baño María en el horno precalentado a 350°F.

Paso 8 : Se deja cocinar durante aproximadamente 45 minutos, o hasta que al insertar un cuchillo en el flan, este salga limpio.

Paso 9 : Una vez listo, se retira del horno y se deja enfriar antes de desmoldar.