Tajadas con carne molida

Las tajadas de plátano verde con carne molida es un platillo que se ha convertido en un símbolo de la cultura hondureña. Es una comida completa y deliciosa que combina la suavidad de las tajadas con la intensidad de la carne molida y la frescura del chismol y el repollo.

Plato Principal
2 horas
Frito
4 Porciones

Una completa delicia, llena de tradición hondureña.

Algo sobre su origen

Este plato tiene sus raíces en la gastronomía indígena de Honduras, que utilizaba plátanos verdes como base para una gran cantidad de platillos.

Con la llegada de los españoles, la carne molida se incorporó a la receta y se creó una comida completa que se ha convertido en una tradición culinaria del país.

En la actualidad, las tajadas con carne molida se pueden encontrar en cualquier rincón de Honduras, desde los mercados hasta los restaurantes más exclusivos.

Consejos de preparación

Para lograr unas tajadas de plátano verde perfectas, es importante utilizar plátanos verdes bien maduros.

También es importante cortarlos en rodajas uniformes para que se cocinen de manera homogénea.

Para una versión más saludable de esta receta, se puede reemplazar la carne molida por lentejas o soya texturizada.

Ingredientes

4 Guineos verdes

1 libra de Carne molida

1 libra de Repollo picado

1 Tomate

1 Chile dulce

1 Cebolla

Aceite

Chismol

Achiote

½ Barra de margarina

1 pizca de Sal

1 pizca de Pimienta

Preparación

Paso 1 : En una licuadora, se coloca la cebolla, el chile y el tomate, se licuan hasta obtener una mezcla homogénea.

Paso 2 : En una olla, se coloca la carne y se condimenta con sal, pimienta y achiote.

Paso 3 : Se agrega la mezcla que se licuó anteriormente, se mezcla bien, se añade agua y margarina, y se deja cocinar por 25 minutos.

Paso 4 : Mientras tanto, en un sartén se fríen los guineos verdes añadiendo sal al gusto.

Paso 5 : El platillo se puede acompañar con repollo y chismol.