Fresco de guanábana

Un exquisito refresco que, junto con el aroma de la vainilla y el toque de jengibre, se convierte en una bebida refrescante.

Bebidas
30 minutos
6 Porciones

Esta refrescante bebida posee una historia arraigada en las reuniones familiares y celebraciones, donde su sabor único ha conquistado el paladar de generaciones.

Ingredientes

1 Guanábana grande

1 taza de Leche

½ taza de Leche evaporada

1 cuchara de Esencia de vainilla

1 cuchara de Ralladura de jengibre

Azúcar

Zumo de un limón

Arroz blanco molido

2 litros de Agua

1 Bolsita de nuez moscada

Preparación

Paso 1 : La guanábana se lava y pela con cuidado, luego se retiran las semillas de la pulpa.

Paso 2 : Se coloca la pulpa en el vaso de la licuadora y se procesa junto con los 4 vasos de agua, el arroz molido, la ralladura de jengibre, el azúcar y unos cubos de hielo.

Paso 3 : El jugo se vierte en una jarra y se añade el resto del agua, la leche evaporada y la leche, se mezcla bien.

Paso 4 : Se agrega el zumo de limón, la nuez moscada y se mezcla nuevamente.

Paso 5 : Finalmente, se incorpora la esencia de vainilla.

Paso 6 : Se puede refrigerar o servir a temperatura ambiente.

Paso 7 : Se sirve y disfruta.