Los Ticucos son una de las representaciones de la comida típica de Honduras. Y, es uno de los platillos más degustados en fechas como Semana Santa. Son una especie de tamal que se envuelve en hojas de tusa y sus rellenos típicos son legumbres que son mezclados con la masa para crear la consistencia correcta de los Ticucos.

Este platillo es degustado por las personas desde hace siglos en las mañanas y noches. Pues, es uno de los platos más típicos ya que refleja y combina los sabores autóctonos de la región.

Éstos fueron preparados tradicionalmente con masa fresca de maíz. Sin embargo, luego de algún tiempo, se comenzó a utilizar la harina de maíz procesada. Pues, es una forma rápida de obtener la masa lista de manera efectiva. Y, la forma de realizar los frijoles tradicionalmente, es colocándolos en una cacerola y añadiéndole un poco de sal. Aunque en la actualidad le han ido incorporando otros ingredientes para aumentar su sabor.

Sin duda alguna es uno de los platillos hondureños más destacados y que han sido transmitidos de generación en generación desde hace muchos siglos. Ya que representa el valor histórico y cultural del país.