Entre los 9 grupos étnicos que hay en Honduras, los Pech o también conocidos como Payas son una etnia que se conoce que ha vivido en Honduras desde hace 3000 años. Su origen no está bien determinado, se piensa que proceden del Sur de América y su origen es Chibcha. Acostumbraban vivir en pequeñas aldeas cerca de quebradas; hoy en día sus comunidades están ubicadas en el departamento de Colón, en Las Marías, en Merced a Dios y en Subirana.

Se dedican a la agricultura, específicamente cultivan maíz, mandioca y frijoles. También cultivan algodón, y las mujeres elaboran cuerdas, hamacas y bolsos. La caza y la pesca forman parte de su medio de subsistencia.

Como se observa en muchos países, la gastronomía se relaciona con determinados acontecimientos, en algunos casos históricos o religiosos. Para los Pech el nacimiento y la muerte son muy importantes. Al cabo de tres días de la muerte de una persona, los parientes celebran una fiesta y a los 9 días otra. Igualmente, ocurre con el nacimiento de un hijo.

Al año se celebra la principal fiesta conmemorativa de los muertos, “Katik-Ka", con bailes, música, comida y no falta la bebida tradicional “munia”, es un licor de yuca.

La munia es elaborada por las mujeres, quienes machacan en un mortero la yuca, después de pelarla, y toman una pequeña cantidad y la mastican hasta convertirla en una masa, que mezclan con el resto de la yuca molida. De esa forma la saliva fermenta toda la masa de yuca y la cubren con hojas de bijao dejándola fermentar durante 3 días. De la misma manera preparan muzu, pozol de maíz fermentado.

Entre los alimentos principales de los Pech está la yuca, preparan tamales como el sasal. Esta ceremonia tiene como objetivo lograr que el alma del difunto viaje al otro mundo sin ser molestado.