El pollo chuco se originó por primera vez en la ciudad de San Pedro Sula, cuentan los historiadores que este exquisito y tradicional plato hondureño comenzó a verse en una de las aceras más transitadas de la ciudad en un pequeño puesto. Se cree que el nombre es propio de Honduras, pero no hay registros que sostengan esta información. 
 
El pollo chuco es un pollo frito en abundante aceite. Otra versión de la historia de este plato dice que su nombre se debe a que se fríe, pero la versión que tiene mayor aceptación en la población fue que se originó en un puesto en la ciudad de Sal Pedro Sula. Pero el secreto especial está en cómo es condimentado, que es a base de especies y aderezos que lo hacen un verdadero manjar.
 
Este plato los hondureños lo suelen acompañar con tajadas de plátano, es una comida muy popular que la consigues en las ventas de comidas callejeras y en las casas hondureñas. Es muy común que forme parte de los platos diarios por su fácil preparación además de sabroso y su bajo costo.
 
El plato de pollo Chuco tiene su día el que se le rinde homenaje, cada 18 de enero se celebra el Día Nacional del Pollo Chuco. En Honduras puedes encontrar diferentes maneras de preparar el pollo chuco, pero la tradicional y la más común es el pollo frito.